FARMACIA PIQUE FARRE Farmacias Lleida Lleida

SALUD CARDIOVASCULAR

31/10/2019

La salud del corazón y de todo el aparato circulatorio es fundamental para todo el organismo para que el corazón es el motor de la vida. El corazón es el músculo más importante de nuestro cuerpo: trabaja 24 horas al día y se contrae sin dejar de bombardear la sangre a través de los vasos sanguíneos, asegurando así a todas nuestras células su elemento vital: el oxígeno. Su trabajo es continuo pero variable, ya que el bombeo es mayor cuando hacemos un esfuerzo y disminuye al relajarnos, pero siempre está listo para ofrecernos su apoyo en cualquier instante de nuestra vida. Es un aliado único que verdaderamente vale la pena proteger. Incluso cuando nos sentimos bien hemos de asegurar una protección adecuada.

La búsqueda de los factores de riesgo cardiovascular y de diabetes a través de evaluaciones clínicas y de laboratorio, permite averiguar qué personas tienen un riesgo adecuado de sufrir enfermedades cardiovasculares y aplicar soluciones, farmacológicas o no farmacológicas, que pueden prevenir, reducir y minimizar este riesgo .

Los factores de riesgo cardiovascular son aquellas condiciones que aumentan la probabilidad de desarrollar una enfermedad del sistema circulatorio que pueda acabar produciendo un evento grave, como un infarto o un ictus. Algunos factores (edad, sexo y genética) no son modificables al no depender de nuestra voluntad.

Por otra parte, existen los factores modificables, es decir, aquellos reversibles: cambiando nuestro comportamiento podemos reducirlos o eliminarlos, contribuyendo así a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

  • Tabaco: Los fumadores deben saber que el riesgo crece a la par que el número de cigarrillos fumados: cada cigarrillo adicional es un paso más hacia niveles de riesgo más elevados.
  • Diabetes: Si no se trata de forma correcta, la diabetes favorece el endurecimiento de las arterias (arteriosclerosis), la hipertensión y la hipercolesterolemia y reduce el nivel de colesterol-HDL, aumentando el riesgo cardiovascular.
  • Colesterolemia: Para mantener niveles aceptables de colesterol es importante cuidar la dieta, evitando sobre todo los alimentos ricos en grasas saturadas (aquellas de origen animal) y haciendo actividad física.
  • Presión arterial: Se debe controlar con regularidad y tratarse con constancia siguiendo las recomendaciones del farmacéutico y del médico. Si la presión baja se reduce el riesgo de sufrir un infarto o ictus.
  • Sobrepeso y obesidad: Alimentación sana y ejercicio físico no sólo son claves para perder peso, sino sobre todo para reducir el riesgo cardiovascular.
  • sedentarismo

Consejos útiles para la salud del corazón

  1. Sigue las indicaciones que hayas recibido del médico para el tratamiento de hipertensión arterial, diabetes y dislipemias.
  2. Reduce el exceso de peso.
  3. Realiza con regularidad actividad física durante el tiempo libre.
  4. Sigue un régimen alimentario sano: pocas grasas saturadas, consume pescado, toma carbohidratos complejos, fruta y verdura fresca, añadir poca o nada de sal a los alimentos, cantidades moderadas de vino en las comidas y pocas bebidas con azúcar.